Los ‘fondos buitre’ aterrizan en Asturias y se hacen con más de 150 inmuebles de morosos

La multinacional Apollo adquiere más de 150 inmuebles de morosos en el Principado valorados en 3 millones de euros, tras adquirir Altamira al Santander

descarga

Los fondos buitre ya están en Asturias. Apollo European Principal Financial Found II es el nombre del fondo estadounidense que se ha comido los créditos morosos del primer banco de España, el Santander. Y se ha llevado también un buen pedazo de las viviendas de los que en Asturias no han podido pagar sus hipotecas, o de los promotores que se endeudaron en plena burbuja inmobiliaria. Apollo se lleva de Asturias más de 150 inmuebles y solares por un valor de 3 millones de euros, muy por debajo del precio de mercado de estas propiedades. Este fondo buitre adquirió el pasado mes de noviembre Altamira Santander Real State, la filial inmobiliaria del grupo.

Publicado en Asturias24

De Asturias obtienen obra nueva, pisos de segunda mano, chalets, mansiones, promociones quebradas, locales comerciales, garajes y hasta un solar urbanizable. De obra nueva el mayor pellizco se lo llevan en Mieres y Pravia, con importantes grupos de viviendas valorados en 1,5 millones de euros. De segunda mano han obtenido como botín 12 pisos, dos locales comerciales y una parcela urbanizable de 413.760 metros cuadrados y cerca de 2.000 metros edificables en la calle Río Nalón 16, en Lugones. El valor total de las propiedades de segunda mano alcanza el millón doscientos mil euros.

El Santander mantendrá, no obstante y de manera testimonial, un 15% de Altamira, un portal inmobiliario en donde la mayoría de las casas han sido obtenidas por impago de hipotecas o a cambio de cancelar créditos a promotores, para los que sí ha habido dación en pago. Los descuentos superan el 25% de los precios del mercado, aunque en segunda mano hay auténticos chollos como se puede ver en este portal http://www.altamirasantander.com

En total y en toda España Altamira gestionaba unos 8.000 millones de euros de activos inmobiliarios y gestionaba un stock de unas 5.000 viviendas, las que han perdido miles de familias a causa de la crisis. Todo ello lo han vendido por unos 700 millones de euros, según las cifras barajadas en medios financieros, aunque este dato aún no ha sido confirmado por el banco dado que la operación se espera cerrar en los próximos días.

¿Y porque no se ha negociado antes con los propietarios morosos para evitar que perdieran sus viviendas? Esa es la pregunta que se hace Miguel Ángel García, de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Asturias: “les ofertan estos activos a los fondos buitre cuando no quisieron negociar con sus legítimos propietarios esos mismos descuentos. Se desahucia para luego vender a un 30 o 40% menos a estos fondos.”

Sin embargo, para el presidente de la Asociación de Afectados por Embargos y Desahucios (AFES) Carlos Baños, los fondos buitre son “el gordo” de los hipotecados ya que “el objetivo de los fondos buitre es deshacerse lo antes posible de esos bienes y es fácil llegar a un acuerdo con ellos y ya no estamos hablando de conservar la vivienda sino de eliminar la deuda, como una dación en pago. Para los deudores las ventajas de que un fondo compre su hipoteca son tremendas, porque si tiene un crédito de 100 y accede con el fondo a vender la vivienda por 50 y se liquida su deuda, que no podía pagar, puede hacer borrón y cuenta nueva y empezar de nuevo.”, señaló a Asturias24.

Tras el Santander la veda se abre y el banco Herrero (Sabadell) está también siendo tentado por los “buitres”, en su caso con su división inmobiliaria Solvia que, en Asturias, tiene en venta más de un centenar de viviendas de familias que no pudieron pagar su hipoteca. El consejero delegado de la entidad Jaume Guardiola reconoció en la última presentación de resultados estar “considerando qué hacer con Solvia, sus números son inequívocos. Y esto se encuentra en el análisis” y todo ello porque diversos inversores han mostrado interés por el activo.

El Banco Sabadell  vendió hasta septiembre de este año más de 12.000 unidades inmobiliarias, por un valor de 1.909 millones, un 55% más que en el año anterior y esperan cerrar el ejercicio con ventas superiores a los 2.600 millones. En el caso del BBVA, sin embargo, hay más reticencias de momento a vender sus activos morosos inmobiliarios, aunque ya ha hecho algunas operaciones de venta de créditos (como los del grupo Prisa) y, según el diario Expansión, en julio ya vendieron unas 1.000 viviendas a un fondo buitre.

Apollo parece que se está convirtiendo en el líder en España de estos fondos buitre, aunque ya tiene emuladores nacionales, como el propio hijo del expresidente Aznar, José María Aznar junior, que desde Cerberus, empresa de capital riesgo, adquirió el negocio inmobiliario de Bankia. Antes de aterrizar en el Santander, Apollo ya había comprado Evo Banco y Novagalicia por 60 millones de euros  y también adquirió a Bankia por 1,6 millones de euros su filial de crédito al consumo Finanmadrid, otro paquete de activos que atraen mucho a estos inversores.

Beneficio con precios de saldo

En los últimos meses los fondos buitre sobrevuelan España. Buscan hacerse ricos con la quiebra económica. Han empezado por las entidades bancarias, principalmente las nacionalizadas como Bankia, Banco de Valencia o Novagalicia Banco. Su operativa  es clara: comprar activos a precios de saldo para sacarles beneficio.

Han empezado con créditos y propiedades inmobiliarias, aunque en medios financieros se habla de que estos inversores estudian durante meses las operaciones antes de decidirse, para lo que tienen expertos en análisis de riesgos. Y aunque van a por todo, de mano están tocando el sector inmobiliario, si bien no descartan cualquier saldo: participaciones industriales de bancos y cajas, espacios comerciales o paquetes de créditos personales de difícil cobro.

Carlos Baños estima que 2014 será el gran año de estos fondos buitre y calcula que adquirirán entre 30.000 y 40.000 paquetes de vivienda. AFES,  asociación con mayor implantación en Madrid aunque con presencia en otras comunidades, tiene ya 6.000 socios y han resuelto 1.700 casos con éxito. El problema, asegura, no se está dando de una manera sangrante en Asturias y otras comunidades del Norte “sino en las zona donde hubo pinchazo de la burbuja, desde Gerona a Huelva y en grandes núcleos urbanos como Madrid y Barcelona, que es donde ha habido mayor especulación”.

Los integrantes de Stop Desahucios discrepan de que estos fondos buitre vayan a beneficiar a las personas endeudadas por la hipoteca. Según Miguel Ángel García todo obedece a una estrategia que tiene que ver con la ley de arrendamientos urbanos que está cociendo el PP: “se está preparando una venta masiva a estos fondos para que dispongan de un parque de viviendas que destinarán a alquiler y, a partir de 2018, venderlas. El problema es que el precio del alquiler va a subir”.

En este sentido pone el ejemplo de lo que ha ocurrido con la llegada de los fondos buitre a Irlanda y Argentina: “allí no reactivaron el mercado inmobiliario y siguen en crisis. En Argentina hundieron la economía del país y ahora en España van a venir a especular con el alquiler”. García explica que además, los que controlan estos fondos, “vienen a ser los mismos que los banqueros”.

Movilizaciones sindicales  

La adquisición de la filial inmobiliaria del Santander por parte del fondo Apollo ya ha traído algunas consecuencias también en el ámbito laboral, ya que esta venta dejará en una situación de incertidumbre a 188 trabajadores que forman parte de la plantilla del grupo Santander, dado que los departamentos de “gestión de morosos o recuperaciones” fueron cedidas también a la multinacional estadounidense. En Asturias tan solo se han visto afectados dos empleados.

Por este motivo a principios de diciembre se llevaron a cabo frente a las oficinas del Santander en toda España, y también en Asturias, concentraciones de trabajadores durante tres días y “por primera vez en muchos años, se hizo un paro de dos horas”, explica Sergio Pita, de CCOO de Asturias. “Las movilizaciones las llevamos a cabo porque el banco nunca había hecho nada de este tipo sin hablar con los trabajadores previamente, siempre había negociaciones previas y esta vez nos enteramos por la prensa”.

Sin embargo, señala Pita, durante el acto de conciliación el banco propuso incorporar una garantía de retorno a la empresa en un periodo de tres años, “por si Apollo hace alguna barbaridad”. Además, añade, se les mantienen las mismas condiciones laborales que cuando estaban en el Santander y en cuanto a préstamos a empleados y planes de pensiones.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s