UGT-Asturias: Negocios, mentiras y cintas de audio

JUSTO RODRIGUEZ BRAGA  CONGRESO UGT MARIO ROJAS  01-06-13

Sociedades interpuestas que mueven millones, lobbies de presión, abusos patronales, nepotismo, endogamia, elevados y ocultos sueldos y persecución de voces críticas se ocultan tras la fachada del primer sindicato asturiano. La crisis provocó un ERE que tumbó la Justicia y hace aflorar el emporio empresarial de UGT-Asturias. Este reportaje fue publicado en Atlántica XXII.

El tijeretazo del PP a los fondos para formación de UGT-Asturias, su principal vía de financiación, ha obligado al sindicato que lidera Justo Rodríguez Braga a aplicar dentro de su casa la reforma laboral que tanto han contestado en la calle. El ERE temporal ha abierto una brecha en la hasta ahora inquebrantable estructura orgánica de UGT por la que empiezan a oírse voces críticas que están contando cosas inimaginables en una organización obrera, de izquierdas y democrática.

Como una empresa más, la UGT asturiana tramitó el ERE aprovechando la modificación de dos artículos del Estatuto de los Trabajadores con la reforma laboral, esa que provocó la convocatoria de una huelga general por los sindicatos. La ejecutiva aducía la existencia de una deuda de 700.000 euros. Se proponía una reducción en el salario del 20% durante 4 años desde enero de 2013. En total iba a afectar a 65 trabajadores de un total de 67.

Sin embargo, el TSJA, al igual que con otras empresas, sentenció la “naturaleza fraudulenta” del ERE de UGT, acusando al sindicato de utilizar perversamente esta medida, “ya que bajo el amparo formal de una reducción de jornada solamente se produce una merma de las retribuciones”. Tampoco ve bien prolongar el ERE durante cuatro años, “periodo excesivo e injustificado”. Niega el tribunal, presidido por Jorge González Rodríguez, que el ERE tenga una justificación económica “pues los datos económicos consignados en la carta son insuficientes, al no incluir la situación de todas las organizaciones que integran el sindicato UGT” y los datos de 2012 y 3013 “son meras previsiones no contrastadas ni contrastables”. Además, añade, los datos presentados “eran ineficaces para justificar unas condiciones económicas que hicieran razonables la previsión de pérdidas en los años 2012 y 2013”. Denuncia también casos de explotación encubierta en la figura de los “colaboradores” que no forman parte de la plantilla pero reciben percepciones económicas.

Pero no fue éste el único varapalo judicial para la patronal del sindicato. Otra sentencia del Juzgado de lo Social condenó al secretario general Justo Rodríguez Braga por “vulneración de los derechos fundamentales” del presidente del comité de empresa de UGT-Asturias, Carlos Suárez Peinado, uno de los abogados del sindicato. Suárez Peinado se sintió presionado por Rodríguez Braga por su oposición al ERE y por testificar a favor de varios denunciantes. El juez aceptó como prueba una grabación del presidente del comité a su secretario general, por considerar que incluye presiones y amenazas, y ordena al sindicato y a Rodríguez Braga en su sentencia que en el futuro “se abstengan de realizar cualquier acto que suponga recriminación, represalia, reconvención o censura”. En la grabación se oye lamentar a Rodríguez Braga un conflicto “por una mierda de dinero que me limpio el culo yo con él todos los días” (ver transcripción completa en http://www.atlanticaxxii.com)

Rodríguez Braga, muy afectado y cuestionado internamente por las sentencias, dice que al sindicato “no le quedó más remedio que hacer este ERE para no llegar a los despidos, hacemos lo mismo que hacen las empresas o las familias ante la crisis”. Añade que “es el mismo planteamiento que llevamos a las empresas cuando negociamos ERES: lo primero conservar el puesto de trabajo”. Pero insiste en que lo que están haciendo no es aplicar la reforma laboral “porque no hemos aducido causas económicas”, afirmación que se contradice con el ERE que han presentado ante la autoridad laboral “en base a las causas económicas, organizativas y de producción”. Según UGT, las pérdidas económicas en el ejercicio 2010 ascendieron a 206.494 euros y en 2011 a 109.324 euros; y preveían que en 2012 fuesen de 207.000 euros y para este año de 184.400 euros.

El secretario general también justifica que esté negociando despidos con su propio comité de empresa: “No son funciones empresariales, sino a lo que nos obliga la ley dado que tenemos personas contratadas y he de decir que somos más generosos y afectivos que las empresas”.

En cualquier caso Justo Rodríguez se muestra satisfecho porque “aunque ideológicamente nos hace reflexionar cada vez que firmamos un ERE, nuestro planteamiento es positivo y salva empleos, como podemos demostrar en Arcelor, Alcoa, la industria auxiliar o la Feria de Muestras, en donde nuestro planteamiento negociador permitió recuperar la actividad económica”.

– See more at: http://www.atlanticaxxii.com/1915/la-crisis-y-los-excesos-tambien-salpican-a-ugt-asturias#sthash.K3GsoUqo.dpuf

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s