[Alejandro Rebollo] “Las confrontaciones ideológicas han pasado de moda”

digno-final-1

Alejandro Rebollo (Madrid 1934)  es un político de la Transición que estos días ha vuelto a ver su nombre en los periódicos al cumplirse el 50 aniversario del ajusticiamiento del dirigente comunista Julian Grimau a manos de  la dictadura franquista, ya que actuó como su abogado defensor. Pero Rebollo, oriundo de Oviedo y asturiano de militancia, es además un testigo excepcional de la historia reciente de España. Mano derecha de Adolfo Suárez, amigo del Príncipe Felipe y del Rey, militar, diputado,  abogado y economista, ocupó responsabilidades como miembro de UCD y luego en el CDS y llegó a ser, desde la presidencia de Renfe, uno de los principales defensores de la Variante de Pajares, obra que no ha visto aún la luz al final del túnel. Alejado desde hace años de la política, niega que haya crisis institucional, cree que el Príncipe Felipe está preparado para sustituir a su padre y considera que Asturias es un reducto de valores que se transmiten al resto de España.

 

-¿Ha visto últimamente a Adolfo Suárez? ¿Qué tal está?

-Está enfermo y no está en condiciones de recibir a nadie. Está retirado de la vida diaria, en otro mundo. Es público que tuvo un proceso de Alzheimer. Hace tiempo que no le veo pero no veo qué interés puede tener esto para los lectores.

Usted pertenece a una generación de políticos de la Transición que parecían de otro temple, muy diferentes a los actuales. Los hombres  de su generación  tenían una mayor formación política y parecían menos corruptos. Hoy eso ha cambiado y la clase política ha perdido credibilidad ante el pueblo  ¿en qué se diferencian los de su quinta de los actuales?

La idea que yo tengo sobre los políticos no es generacional. No por hoy ni por ayer. No hay una razón que nos pueda separar o enfrentar a los de antes y a los de ahora.  No hay políticos de una manera u otra por generaciones. No hay secuencias. Antes había unos problemas y hoy hay otros y ha cambiado la manera de resolverlos.

Publicado en Oviedo Diario

– Pero no me negará que los políticos de hoy están más por el poder y el dinero y que su conducta persistente ha generado una crisis de las instituciones…

– No hay una crisis institucional. Quizás desde la práctica en esta época somos más concretos y lo que importa en política es resolver problemas. Las confrontaciones ideológicas han pasado de moda. La gente no cree como antes que está en una trinchera frente a los que creen otras cosas. Lo importante es que hay problemas y hay que resolverlos. Hoy la política es más pragmática. Hay que ir dando soluciones a problemas que se van sucediendo. Algunos son consecuencia de la época anterior y otros, fruto del momento. Ahora somos menos dogmáticos y más prácticos.

Ustedes eran políticos menos interesados, que tenían más vocación de servicio público…

No lo crea. Yo que estuve en la vanguardia de la política en su momento creo que tampoco fue tan marcado ese afán de servicio público. Insisto, ahora son más prácticos y están menos al vaivén de las ideas y más por la solución de problemas. Eso es bueno.

-¿Y cuáles son los problemas de Asturias?

– Tiene unos cuantos, alguno de ellos de siempre. Asturias debería estar hoy perfectamente comunicada. Sus grandes empresas deben ser modélicas, la iniciativa privada debería tener más campo de actuación. Esa debería ser la meta de cualquier político decente. Cuando yo era del CDS por Asturias queríamos que la gente se entendiese,  no que estuvieran confrontando todo el rato.

-¿Qué vinculación mantiene hoy con Asturias?

Muy estrecha. Tengo mucha familia asturiana. Para mí no es otra región más, es la mía. Las calles de Oviedo y de Gijón están llenas de trocitos de mí, de mi mujer  y de mis hijos. Nada que ver con el resto de España. En el terreno del afecto y el cariño le debo todo a Asturias. Me encanta el carácter asturiano quiero a Asturias con toda mi alma y daría mi vida por Asturias.

-En 1982 usted fue uno de los principales impulsores de la Variante de Pajares. Treinta años después no hay luz al final del túnel ¿Qué opina de esta obra inacabada?

– Fui presidente de Renfe y tuve oportunidades de luchar. Cualquier economista o político se da cuenta de las ventajas que tienen las buenas comunicaciones en una región. Mi obligación como español y asturiano era luchar porque hubiera más permeabilidad de Asturias y España. Luché desde la Administración y desde la política…

-¿Y qué le parece que aún no esté concluida después de tantos años?

No lo sé. Yo soy un paciente de esas deficiencias. No sé cómo se puede arreglar más allá de comentarios con mis amigos y sentir que todavía estemos así. El peso específico de Asturias es tan importante que cada vez será más difícil encontrar una persona que no entienda la importancia de Asturias, su economía, sus costumbres, la idiosincrasia de un pueblo. Supongo que todos los problemas se irán arreglando.

-¿Le preocupa el futuro de la minería?

-Sí. Una de las notas que distinguen a Asturias es su relación con las fuentes energéticas que es tan estrecha y tradicional que siempre estará presente. La política sobre este asunto de cualquier gobierno debería ser prioritaria y deberían tenerlo muy en cuenta. Yo creo en el futuro de la minería porque además de ser un sector histórico seguirá siendo necesaria para España y Europa en un futuro.

-Hablábamos antes de la crisis de las instituciones. Una de las más afectadas es la monarquía ¿usted lo cree así?

-La monarquía no está en crisis. No lo veo en absoluto. Nuestra Constitución e idiosincrasia ha tenido en cuenta su existencia. No veo que pase nada que afecte de manera definitiva a la monarquía ni a España. La relación con la monarquía sigue siendo la que era. Por circunstancias de este momento hay problemas y la monarquía  tiene ahora su momento porque puede aglutinar los intereses de los españoles para buscar una solución. La monarquía puede dar todavía a España muchas cosas buenas porque está por encima de los partidos políticos. La monarquía va en el interés de la nación y hay armonía con el pueblo.

¿Abdicará el Rey?

– Supongo que alguna vez abdicará objetivamente. Lo que me consta como español es que funciona bien. El momento en que se pase de padre a hijo el cargo me importa menos. Ambos desarrollan bien su trabajo. Conozco a Don Felipe y me parece estupendo, tiene un verdadero amor por su patria y está en condiciones de recibir el cargo de su padre. Don Juan Carlos es generoso y claro de juicio y cuando busquen una razón para ello será legítima y no caprichosa. Los dos tienen condiciones para fijar el momento por el bien de España ¿cuándo? Para mí eso no es lo importante. No hay ninguna alarma por la que se considere  que deba ser ya.

-¿Dónde está hoy el centro político de la antigua UCD?

PP y PSOE se han centrado. Ya no tienen posturas maximalistas y eso es importantísimo. Lo contrario, atrincherarse, conduce al enfrentamiento y a la guerra. Afortunadamente eso se superó definitivamente en España. Lo más importante no son los partidos sino que jueguen dentro de la democracia. Los partidos solo tienen razón de ser como consecuencia de la educación de la gente en democracia. En este aspecto Asturias tiene mucho que decir ya que marcó históricamente pautas para España y sin jactancia. Asturias es un reducto de valores que se transmiten a España y marca el camino. Es una región generosa y abierta y es un modelo de empuja al resto de las regiones. Energéticamente seguirá siendo importante, al igual que por sus circunstancias de comunicación, por sus puertos marítimos. Es una región abierta lo que le da unas características que le permite ponerse por delante de otras regiones.

-Dice usted que Asturias mira a España ¿y Cataluña?

El separatismo de Cataluña es un problema importante aunque tengo confianza en el sentido común de los catalanes. El derrotero separatista es horrible y pésimo. España es indisolublemente una y no puede entenderse sin Cataluña, ni Cataluña sin España. Ya se dieron cuenta de que ese camino no era el que había que seguir. Yo lo veo como una especie de sarampión que no comulga con las auténticas convicciones de los catalanes. No habrá separación ni independencia pero para ello hay que trabajar en lo que nos une no en lo que nos separa.

–¿Como economista qué opina de la crisis actual y el drama del paro en España?

-Como en otros aspectos de los que hemos hablado soy optimista. Podemos salir adelante en lo que queramos si estamos dispuestos a pelear y luchar por lo que creemos. Creo sinceramente que saldremos adelante si lo entendemos como el proyecto colectivo de una nación.

–Usted, siendo militar, defendió al comunista Julián Grimau, ajusticiado por Franco tras el Consejo de Guerra  pese a las campañas internacionales pidiendo su indulto. Han pasado 50 años. ¿Ha cambiado mucho la sociedad en ese tiempo?

-Hay un gran contraste de sentimientos e ideas desde aquella época hasta hoy. Son encuadres completamente diferentes que afectan a la gente. En el momento en que se juzgó a Grimau todavía estaba reciente la guerra civil. Hoy no hubiera pasado. Franco había dicho que el Valle de los Caídos era un símbolo de reconciliación nacional y se lo recordé al fiscal y el juez me dijo que ignoraba la justificación de la guerra civil a lo que yo le contesté que se juzgaba a un hombre, no a una guerra. Hoy España es un país europeo y vivimos ideológicamente al margen de dogmas que se defendieron con excesivo calor y derivaron en una guerra, aquí civil y en Europa mundial. Eso va quedando lejos y ayuda a que hoy pensemos con mayor objetividad.

(despiece)

Un pionero en la defensa de la Variante de Pajares

Alejandro Rebollo Álvarez-Amandi tiene algo en común con su paisano Melchor Gaspar de Jovellanos. Ambos lucharon desde el Gobierno por mejorar las comunicaciones de Asturias para que el viejo Principado entrara en la modernidad. De Jovellanos fueron las iniciativas para mejorar el paso por carretera a través de la Cordillera por Pajares. De Rebollo, la necesidad de mejorar el transporte por ferrocarril. Junto con otros políticos y agentes sociales impulsó en 1982 la Plataforma Pro Variante de Pajares. Fueron muchas las iniciativas para que esta importante obra que podría modernizar a Asturias saliese adelante. Los años pasan y de las promesas de unos y otros gobiernos se llega a la cruda realidad: la obra sigue estancada y los plazos nunca son los que se dicen. Alejandro Rebollo era el hombre de Adolfo Suárez en Asturias. De familia ovetense muy conocida, fue siempre un escudero de Suárez, a quien acompañó en su travesía política, primero con la UCD y luego intentando recuperar de una manera un tanto romántica el centro político (más social) con el CDS. La carrera de Rebollo es impresionante. Fue Interventor del Cuerpo de Intervención Militar del Ejército de Tierra, inspector de finanzas del Estado, abogado de los Colegios de Oviedo y Madrid, profesor de Universidad y miembro de la Academia Asturiana de Jurisprudencia. En cuanto a sus responsabilidades públicas, fue secretario general de Renfe entre 1973 y 1976, director general de la Vivienda entre 1976 y 1977, director general de Correos entre 1977 y 1978 y subsecretario de Transportes y Comunicaciones entre 1978 y 1980. Entre 1980 y 1982 fue nombrado presidente de Renfe y entre 1986 y 1993, diputado en las Cortes Generales  y vocal del Tribunal Económico-Administrativo.

Advertisements

One thought on “[Alejandro Rebollo] “Las confrontaciones ideológicas han pasado de moda”

  1. Desde luwgo este señor es mas ke nada,admirable por su miopia…
    Ke tenga el cuajo ke tiene de negar crisis y corruptelas con esa infula de la ke solo un militar puede hacer gala,no puede menos ke maravillarme.
    A esto.lo llamo yo “vivir en una realidad a parte”
    Pena me de Grimau …ke no me extraña …descanse en paz si puede.Yo mientras existan tipos como el ke nos ocupa ,redoblare mi luxa,no puedo permiirme paz ni descanso

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s