“El tiempo juega en contra de la monarquía; dudo que Felipe llegue a reinar”

descarga (1)

JOSÉ GARCÍA ABAD, ESCRITOR Y PERIODISTA

 

El escritor y periodista José García Abad (Madrid, 1942) culmina su ciclo sobre la familia real española con Don Juan, naúfrago de su destino (La Esfera de los Libros) después de La soledad del Rey (2004) y El Príncipe y el Rey (2008). Editor de los semanarios El Siglo y El Nuevo Lunes, García Abad es probablemente uno de los investigadores más autorizados para extraer los entresijos de la monarquía gracias a sus contactos y fuentes en el entorno de La Zarzuela. El libro recoge informaciones y anécdotas inéditas del que fuera padre e hijo de rey pero nunca rey, como sus distensiones con Adolfo Suárez, la existencia de una doble Casa Real al morir Franco o el dolor que le causó la muerte de su hijo Alfonsito, víctima de un disparo fortuito de su hermano y actual rey Juan Carlos.

 

-¿Por qué no reinó don Juan?

-Por decisión de Franco. Franco era monárquico pero necesitaba más tiempo en el poder. Tenía que evitar irritar a los militares monárquicos que se rebelaron con él. Franco ganó tiempo dejando a don Juan Carlos como sucesor para restablecer la monarquía con su mayoría de edad. Ganó tiempo para asentarse en el Gobierno y que los generales monárquicos no pudieran objetar su autoridad.

-¿Cómo eran las relaciones con su hijo Juan Carlos?

– En el terreno político fueron muy conflictivas y tensas. Don Juan reprochaba a su hijo muchas cosas, entre ellas, que no le hubiera consultado que Franco le había propuesto para sucederle. Cuando Juan Carlos ya lo sabía, eEstando en Estoril con su padre, éste le preguntó y le dijo que Franco no le había dicho nada. Don Juan no le creyó. Una vez coronado, don Juan hace un manifiesto y su hijo consigue que no se haga público. En él hacía notar que no admitía el salto sucesorio porque se obvia un eslabón de la cadena y no lo aceptaba. Don Juan tardó un año y medio en renunciar a sus derechos. Lo más inédito es que en ese tiempo España tuvo dos reyes porque don Juan siguió realizando su tarea de Rey desde su residencia en La Moraleja, en casa del conde de los Gaitanes. Otro motivo de sus diferencias con su hijo fue que no le dejaron solemnizar su renuncia al trono. Él quería hacerlo en Las Cortes, en el Parlamento, pero prácticamente tuvo que hacerlo por teléfono, en un acto privado y familiar.

– ¿Se sintió desplazado?

– Cuando renuncia a sus derechos le abandonan, fue ninguneado. No tenía derechos protocolarios. Se queja de que no va a los grandes actos porque por su situación le correspondería estar detrás de los subsecretarios.

-Y en el terreno privado ¿eran mejor las relaciones?

-No, para nada. Don Juan tenía un malestar profundo por el accidente con la pistola entre Juan Carlos y su hermano pequeño Alfonsito. Siempre lo consideró una irresponsabilidad de Juan Carlos y de su esposa María de las Mercedes. El accidente se produjo con la pistola de don Juan, que guardaba celosamente y que le había regalado Franco. Se habló muy poco de este asunto porque era tabú. Juan Carlos estaba de vacaciones de la academia militar de Zaragoza y se fue a ver a su familia a Estoril. Llovía y su hermano Alfonso, dos años más pequeño que él (tenía 16 años se aburría y le pide a su madre la pistola de su padre para jugar con ella y la madre accede. Jugando con ella a Juan Carlos se le dispara y mata accidentalmente a su hermano. Don Juan sufrió mucho y tiró al mar la pistola. Desde entonces las relaciones de don Juan con su hijo y esposa cambian mucho. Ese fue el motivo de la depresión y del alcoholismo de su esposa. Don Juan Carlos tampoco se relacionaba con su padre, A veces ni se le ponía al teléfono.

-¿Tampoco se llevaba bien con Adolfo Suárez?

-Suárez le marginaba porque decía que tenía muchos problemas con conducir la Transición como para encima tener que lidiar con dos reyes. Un día don Juan fue a cenar a La Zarzuela con su hijo y con Suárez. Éste empezó a presumir que gracias a él ya no quedaban en España vestigio alguno del franquismo y don Juan le contestó y le dijo “mientes, quedáis tú y mi hijo”. A Suárez le molestaba mucho que don Juan hubiera tardado tanto en renunciar a sus derechos hasta mayo de 1977. Suárez no quiso darle solemnidad a la renuncia porque consideraba que no era una sucesión borbónica sino una monarquía nueva.

 -Pero dice en su libro que se reconciliaron al final de su vida…

-En la misma clínica de Pamplona en donde estaba don Juan ingresado en el año 1993. Tenía muchos problemas, un cáncer de laringe y apenas veía y oía. Don Juan se enteró de que Suárez estaba en la misma clínica visitando a su hija Marian, enferma de cáncer y mandó a su ayudante (un almirante) a que le dijera que quería hablarle. Suárez, que tenía especial aprehensión a los militares de graduación, le echó de la habitación.

-¿Es cierto que Hitler apoyó a don Juan como rey de España?

– Sí, totalmente cierto. Hitler le envió mensajes porque pensaba que don Juan podía hacer el papel de rey al estilo de Victor Manuel III con Mussolini, lo prefería a Franco. Don Juan rechazó la sugerencia.

¿Don Juan es un Borbón clásico (en el sentido de su amor a lo  mundano)?

Sí. Se parecen mucho él y Juan Carlos en ese aspecto, especialmente en el terreno de las mujeres. Alfonso XIII tuvo varios hijos ilegítimos, al menos tres. Don Juan decía que le gustaban todas las mujeres, las feas, las guapas y las regulares, aunque dijo que él nunca iba  a tener hijos por ahí para que Juan Carlos se encontrara de pronto con un montón de hermanos extraños. Pero era muy hedonista y le gustaba beber, navegar y la buena vida, igual que a don Juan Carlos. No quería responsabilidades de Estado ni ser rey, algo que no esperaba porque era el tercer hijo varón. Sólo quería ser marinero. Estudió en la Escuela Naval de San Fernando (Cádiz) pero llegó la República y se tuvo que marchar al exilio con su familia. Se alistó entonces en la Royal Marine y recorrió medio mundo como marino inglés. Se ofreció a Franco para entrar en el crucero Baleares Franco le dijo que no y le salvó la vida (fue hundido en 1938 por los republicanos). Estaba locamente enamorado de una novia hindú que tenía pero al nombrarle príncipe se le estropearon los planes. Hasta llegó a desertar de la Marina. Este cambio hizo polvo su plan de vida. Cuando asume la responsabilidad de la Casa Real al morir su padre en 1942, es el nuevo rey y lo asume con plenitud.

Hay un mito de un don Juan antifranquista pero su padre apoyó a Franco ¿cuál era su relación con él?

Evolucionó. Primero era franquista y se presentó voluntario bajo el nombre falso de Juan López en el frente de Somosierra. El general Mola se entera y le pone en la frontera. Participa en la victoria de Franco y le manda telegramas porque Alfonso XIII pensaba que restablecería la monarquía. Franco asumía la idea de la monarquía de los Reyes Católicos tradicional y absolutista. Su evolución es paralela a la de la II Guerra Mundial, al verse que Hitler está perdiendo. A partir de 1943 cambia las tornas y acuña la idea de una monarquía parlamentaria pero con matices. Se mueve entre la tendencia de una monarquía tradicionalista (le apoyan los seguidores de don Carlos) y la más liberal de Gil Robles, Satrústegui y la Unión Española. En un momento dado, siguiendo a los socialistas de Indalecio Prieto, se enfrenta a  Franco (que pega un puñetazo en la mesa) y don Juan se cuadra. Sólo esperaba recibir la corona de manos de Franco porque Prieto quería un referéndum sobre monarquía o república y arriesgaba más.

-¿Cómo ve hoy la salud de la Casa Real?

-Vivimos el peor momento de la historia de la Casa Real gracias, especialmente, a Urdangarín que pone en cuestión a la infanta y eso son palabras mayores porque la infanta está en la línea sucesoria. Para la monarquía la familia es muy importante y esta situación afecta mucho al prestigio de la Corona porque hay sospechas de que el Rey conocía eso, a lo que hay que sumar la anécdota de la caza del elefante en África y la propia salud del rey. Muchas voces piden su abdicación, pero dudo de que lo hagá.

-¿Cree que llegará Felipe a reinar?

– No estoy seguro de que reine salvo que abdique el Rey. El tiempo juega en contra de la Monarquía. Los más mayores agradecemos el papel del Rey tras la muerte de Franco pero hoy no se entiende que la jefatura de Estado pueda ser hereditaria, es una anomalía. Está por ver si lo que hay en España es juancarlismo o apoyo a la monarquía. Falta ese test por hacer.

¿Esperaba don Juan reinar después de muerto con el título de rey y un sepulcro entre los reyes de España en El Escorial?

Para nada. Don Juan había comprado una tumba en el Monasterio de Poblet. Siempre decía que fue un incordio en vida para su hijo y no quería serlo en muerte. Fue rey después de morir, Johanes III, Rey de España. Es un personaje de Shakespeare: padre de rey, hijo de rey, nunca rey.

Publicado en Oviedo Diario

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s