La senyera, antídoto contra el estallido social

1364949146_4e831e9ab6_zSe habla de Goebbels, el ministro de Propaganda de Hitler, como uno de los mayores manipuladores del mensaje del poder hacia el pueblo para conseguir adocenar a las masas en pos de un proyecto político criminal e irracional. Desde Goebbels para acá, la técnica de persuadir a las masas ha evolucionado. El presidente de la Generalitat y su entorno han vuelto a sacar la artillería que siempre se guardó en el viejo palacio renacentista: el secesionismo. ¿Y por qué en este momento? El debate surge antes de las elecciones y escuchamos a algunos analistas decir que en tiempo electoral siempre sirve para ganar votos. Sin embargo creo que el motivo es otro y nada nuevo.

Artur Mas es el representante de la burguesía catalana, de la clase social de donde brotó el nacionalismo en esas tierras, al igual que el vasco se originó en los púlpitos.

¿Por qué el gobierno catalán ha radicalizado recientemente su discurso cantonalista? Parece claro y a las evidencias me remito. La sociedad catalana se ha empobrecido hasta tales límites que los dueños del poder económico causantes de dicho empobrecimiento, entre los que están los Mas y los de su partido Convergencia i Unió, temen una situación de subversión y estallido social.

¿Cómo evitar que los catalanes reflexionen sobre su situación y caigan en tentaciones revolucionarias? (no olvidemos que en julio de 1936 el pueblo le dio el poder a los anarquistas de la CNT-FAI que acabaron con el alzamiento franquista y tomaron las fábricas).

La solución es sacar a pasear la senyera, el viejo pendón de la Corona de Aragón. No es algo nuevo. En la Castilla centralista se hace con el panem et circenses (o lo que es lo mismo: fútbol y tv basura, valga la traducción). En la Cataluña siempre centrífuga el bicho del independentismo jalea a las masas para que abandonen su conciencia de clase en aras del patriotismo. Siempre se vio que la tierra tira mucho y apelar al sentimiento patrio ha servido a lo largo de la historia para quitarse de en medio a las masas y ocultar sus verdaderos problemas, llevándolas a guerras y desastres. A la burguesía catalana le fue últil siempre su catecismo secesionista para neutralizar al pueblo, como le fue útil al Gobierno Roosevelt y a los capitalistas estadounidenses mandar a Europa a su gente en nombre de la libertad.

Hasta aquí la hipótesis. A partir de aquí los datos que la corroboran. Artur Mas “es uno de los beneficiarios” de los fondos evadidos al paraíso fiscal de Liechtenstein por sus padre, Artur Mas Barnet, durante 24 años, a través de una cuenta opaca. El importe evadido sería al menos 500.000 euros. Así lo recogió un informe de la Agencia Tributaria remitido a la Fiscalía Anticorrupción filtrado al diario ‘El Mundo’.

Artur Mas es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, estudió en el Liceo Francés y en la elitista Aula Escuela Europea, es hijo de la burguesía catalana. Su padre, Artur Mas Barnet, tenía un fábrica de ascensores y montacargas en el barrio barcelonés de Pueblo Nuevo y la familia de su madre, Montserrat Gavarró, que nació en Reus, tenía una fábrica textil en Sabadell.

Más datos: las cifras de la pobreza en Cataluña se han disparado de tal manera que plantean “un desafío humanitario sin precedentes”, sólo comparable “con la posguerra”, según señaló recientemente el coordinador de Cruz Roja en Cataluña, Enric Morist. En Cataluña, según la Cruz Roja, una de cada cinco personas es pobre, es decir, sobrevive con menos de 640 euros al mes. La población mayor de 65 años es el colectivo más vulnerable con una tasa de riesgo a la pobreza del 25,1%, seguida de los menores de 16 años, con un 23,4%. Cuatro de cada 10 familias monoparentales y seis de cada diez familias numerosas son pobres. En Cataluña hay 584.648 parados, de los que 336.797 no cobran el subsidio, y de ellos 161.262 no tienen ninguna otra cobertura. 173.495 personas que ahora cobran el paro dejarán de recibir el subsidio entre este mes y marzo y no podrán acceder a la Renta Mínima de Inserción (RMI) tras endurecer la Generalitat sus requisitos. Unas 6.000 personas han dejado de recibir la RMI, que en julio cobraban un total de 34.535 personas, 12.500 más que en 2009. Cada día se ejecutan 21 desahucios, uno de cada cinco hogares tiene unos ingresos anuales por debajo de los 14.000 euros, 36.800 catalanes no tienen vivienda o sufren un alojamiento inadecuado y más de 3.500 personas viven directamente en la calle. Un 32% de los hogares catalanes sufren para llegar a final de mes, un 40% de los jóvenes está en paro y el fracaso escolar se sitúa en el 30%.

Así pues parece claro que a la burguesía catalana que representa el señor Mas no le queda más alternativa que sacar el bicho del independentismo (siempre latente) para garantizar que el statu quo de los poderosos se mantenga indemne a pesar de la crítica situación social. Nada nuevo bajo el sol, como tampoco le resulta a nadie sorprendente que el Reino de Castilla (es decir, el rey, Rajoy y el Estado) alienten el otro monstruo, el del conde duque de Olivares, el del ruido de sables en defensa de la España Una, Grande y Libre.Otra vez la Historia de España: la sibilina astucia catalana confrontada a la cerril y terca Castilla.

Publicado en Atlántica XXII

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s